Fortaleciendo la confianza del consumidor

vrivera
Created by: vrivera
Date: 09/23/2013
Views: 1139

Fortaleciendo la confianza del consumidor

Por Vanessa Rivera Flores, REALTOR®, GRI, GREEN, SFR

La presente situación económica del país requiere de la inyección de ideas y acciones de cada ciudadano comprometido con el bienestar de Puerto Rico. Los REALTORS® como organización profesional que aporta significativamente al movimiento económico del país gozamos del beneficio de adentrarnos en el sentir de aquellos ciudadanos con los cuales interactuamos y nos confían la venta o compra de uno de sus activos más importantes, sus propiedades. Esa relación nos  permite llegar a cada hogar, oficina o negocio y palpar la patente necesidad del puertorriqueño en generar un cambio en nuestras percepciones del futuro devolviendo su confianza como parte del motor económico del país.   

La ola de impresiones negativas desalienta sin dudas las acciones productivas de los ciudadanos e inversionistas con capacidad de mover nuestra rueda económica. En el campo de bienes raíces es necesario actuar en favor de frenar el desaliento de compradores en la compra de propiedades y servir como vehículo para aportar ideas de cómo mejorar su condición de vida. Es imperante modificar tanto nuestra realidad actual como nuestra percepción de lo que podrá pasar mañana pues en el mundo de percepciones negativas poseemos el poder de conducirlas a una realidad.  Debemos elevar nuestra mirada hacia el futuro accionando desde pequeños a drásticos pasos para fortalecer la confianza del consumidor sobre su futuro económico y del país.  

Entre la búsqueda de alternativas para contrarrestar la percepción futurista de continuo deterioro económico que aniquila la confianza del ciudadano urge crear mecanismos que permitan al público comunicar en específico los factores que inducen a su freno en la movilización de la rueda económica. Una estratégica construcción de data creada mediante alianzas de organizaciones relacionadas a la industria de bienes raíces y como resultado de cuestionarios o encuestas a la comunidad profesional en bienes raíces y consumidores, permitiría verificar los patrones y tendencias que han tomado los consumidores como los profesionales en su mercado, preferencias y alternativas. Una vez identificada la data empírica se podrá identificar, planificar y conducirnos a subsanar el problema en específico.

Así como un profesional de la salud indaga en los síntomas y causas de alguna condición necesitamos recorrer ese proceso para diagnosticar, sugerir y tomar las acciones correctivas para tratar de solucionarlo.  En la concesión de incentivos y bonos no puede estar centrada nuestra rueda económica del sector pues nuevamente nos ata a la dependencia del gobierno y no al desarrollo de la autogestión ciudadana. 

El objetivo del estudio sería recopilar data y analizar los resultados para profundizar a través  de información verificable y en caracteres porcentuales los escenarios directos que afectan nuestra economía. De esta forma se pueden tomar acciones pro activas como resultado de un consejo de alianzas organizacionales relacionadas al campo en un esfuerzo en conjunto. El objetivo principal será impulsar un plan socio-económico integral para minimizar o contrarrestar el deterioro de la industria de bienes raíces como motor económico del país actuando sobre las necesidades específicas reveladas.  Este esfuerzo podría ser compartido con el gobierno para ser implantado dentro de su gestión pública.

Otra faena en la que podemos aportar desde el plano de la educación ciudadana es el impulso de campañas  de orientación sobre conservación energética y consumo de agua bajo el concepto de elementos verdes en bienes raíces. Los aumentos en los costos de energía eléctrica provocan ajustes al bolsillo golpeando la capacidad adquisitiva del consumidor e incrementando los costos operacionales de las empresas. En consecuencia, nuevamente se estremece la confianza del consumidor y se frena la inversión en el movimiento económico del país.

Por los pasados años se ha educado a parte de nuestra profesión sobre  las alternativas útiles para crear propiedades eficientes y auto sustentables que invitan a la reducción del gasto energético. En nuestro momento histórico con el aumento de utilidades como las del agua y la luz es ocasión  de extrapolar esa información para ser compartida con el público y apoderarlos hacia cierta o total independencia de los costosos servicios regulares. Mediante la orientación al consumidor sobre  sus alternativas en la reducción de su consumo versus alternativas verdes disponibles a su alcance, se aporta a elevar su percepción constructiva de las posibilidades económicas del puertorriqueño amortiguando en alguna medida sus gastos. Aunque las alternativas verdes existen entiendo que ha sido tímido el esfuerzo por lo que debe generarse una alianza y campaña mayor para calar con profundidad en la mentalidad del consumidor.

Por otro lado, tenemos un considerable número de ciudadanos que enfrentan dificultades económicas donde a algunos se le imposibilita la obtención de préstamos hipotecarios y otros están, o ya han atravesado la experiencia de una ejecución hipotecaria.  Ese voluminoso sector de la población está limitado (no imposibilitado) financiera y crediticiamente para aportar al motor económico del país. Para fortalecer a este sector de herramientas y reconectarlo en el futuro a una corriente económica saludable es preciso ofrecerle algún tipo de educación financiera. Su percepción de una incierta economía personal como general podría ser redirigida a través de agencias de consejería crediticias, la banca y otros sectores del gobierno quienes podrían desarrollar un programa de educación financiera que les permita crear un plan de acción desde su condición actual hasta su recuperación. Capacitar a los ciudadanos de herramientas de apoyo fortalece su confianza y le habilita a poder colaborar productivamente al país.  De hecho, desde los grados superiores se debiera recibir ese tipo de información para enfrentar la realidad económica que vivimos previniendo avalanchas de crisis económicas personales para su futuro, y en consecuencia del país.  

Nuestros destinos descansan entre pequeños y grandes pasos que como ciudadanos estamos comprometidos a aportar por el futuro del país. Es nuestro compromiso social apoyar a otros a reconectarse con la confianza en sí mismo y su futuro. Un pueblo que logra identificar sus causas, acciones y consecuencias está preparado para someterse a una exitosa transformación con la mirada puesta en un futuro mejor. Al proveer mejoradas y nuevas herramientas apostamos a la posibilidad de un verdadero cambio donde el balance entre sentir que tenemos la capacidad de descifrar nuestros problemas y aplicar las soluciones viables nos ofrece un sentido de esperanza de encontrarnos más cerca de alcanzar nuestra meta. Sin dudas, cuando contribuimos con buena voluntad a los nuestros y le aportamos con nuestro particular grano de arena a los demás le añadimos confianza, valor y gran fortaleza a toda una sociedad. Yo soy REALTOR® y voy por Puerto Rico. ¿Y tú?

 **Ensayo ganador en la categoría Comunidad del Certamen, "Soy REALTOR y voy por Puerto Rico" de la Puerto Rico Association of REALTORS 2013.

Certamen de EnsayosLectura EnsayoPremiación

Sign up for properties updates